La fruta de la granada ha sido utilizada como medicamento por muchas civilizaciones y ha sido descrita en diferentes mitologías y culturas, a lo largo de la historia.

Según la mitología Griega, el primer granado fue plantado por Afrodita, la diosa griega del amor y de la belleza. En el mito griego de Pérsefone, el Dios del infierno Hades, le ofreció su fruto a la bella Perséfone para seducirla. En este sentido, la granada representa la vida, la regeneración y el matrimonio. Una muestra más de que esta fruta representaba salud y de que era muy importante para los dioses.

Posteriormente, en Roma, era habitual que las novias llevasen un tocado de ramas de granado.

Hipócrates, médico de la Antigua Grecia, recomendaba el jugo de la granada contra la fiebre y como fortificante contra la enfermedad.

Los antiguos Egipcios eran enterrados con granadas.

Por su parte, los Babilonios creían que masticar sus granos antes de las batallas los hacía invencibles.

En China, se ha tenido la costumbre de ofrecerle una granada a los recién casados como auspicio de una descendencia numerosa; pues, el color rojo de esta fruta es considerado por la tradición china un color que atrae la buena fortuna.

Granada, antigua capital del Reino Nazarí de Granada en la Edad Media, es el nombre de la actual ciudad Española, así como de su provincia. Su fruto está incluido en el escudo de armas de la ciudad.

Pin It on Pinterest

Share This